El Registro del Estado Civil

Vol. I Organización y principios sectoriales 

EDISON LUCIO VARELA CÁCERES

 

La Ley Orgánica de Registro Civil constituye un texto legislativo de vanguardia, en el sentido que innova en el diseño de un Registro Civil sistemático y automatizado, superando con creces el vetusto modelo representado por el Código Civil, y si bien su importancia es más que evidente al regular las formas mediante las cuales se crean pruebas preconstituidad de los hechos y actos que afectan el estado civil de las personas, no se ha secundado dicho esfuerzo legislativo con los respectivos estudios doctrinales que examinen el nuevo entramado registral.

Lo anterior, en honor a la verdad no es del todo una sorpresa, ya que desde 1873 cuando se transformó el Registro Civil venezolano en laico, a la fecha, solo se pueden mencionar dos obras jurídicas dedicadas especialmente a explicar la institución de forma ordenada.

El panorama descrito ha generado un personal interés por la institución y por ello se ha reflexionado sobre algunos tópicos relacionados con el Registro del Estado Civil en otras oportunidades y se aspira a comenzar con este texto la preparación de un estudio completo de la mencionada figura jurídica. Por de pronto, se ha considerado pertinente iniciar el proyecto con el examen de dos aspectos enlazados, como lo son la organización del nuevo modelo registral y la incorporación de un catálogo de principios interpretativos del texto legal, de manera que estas áreas sirvan de abre boca a las demás materias que se analizarán en entregas posteriores.

Como se visualizará, la idea central consiste en demostrar que los principios generales del Derecho y los derivados principios sectoriales constituyen elementos indispensables para la resolución de los problemas surgidos de la interpretación de las normas que rigen el Registro del Estado Civil.

Finalmente, ambicionamos que la comunidad científica y los operadores jurídicos puedan valorar en su justo mérito este trabajo y que el mismo abone en la pronta puesta en práctica del modelo de Registro Civil automatizado, el cual, como se destaca en las líneas que siguen, está diseñado para promocionar los derechos fundamentales de los ciudadanos y, en especial, de los niños y adolescentes al facilitar su correcta identificación.